Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Danza

 

LA KATAMENA.
DANZA DE LOS POSEIDOS

 

Por: Victoria Larraín

 

A las 12 de la noche comienza del la ceremonia danzistica. Dos horas antes  los indígenas han preparado un  alucinógeno para realizar sus danzas sagradas.

Usada por los indígenas para liberar el alma de su confinamiento corporal, que les concede viajar libremente fuera del cuerpo y regresar a él a voluntad. El alma, ya sin trabas, libera a su poseedor de las realidades de la vida cotidiana y lo introduce en los dominios maravillosos que ella considera reales, permitiéndole comunicarse con sus antepasados. El término quechua de esta bebida embriagante es ayahuasca (soga del ahorcado o enredadera del alma). Las plantas que contiene son en verdad divinas; su poder está en las fuerzas sobrenaturales depositadas en los tejidos y fueron regalos divinos para los primeros indios de la tierra.


 


La ayahuasca tiene varios nombres nativos: caapi, dápa, mihi, kahi, natema, pindé, yajé. La bebida, usada en la profecía, adivinación, brujería y medicina, está tan profundamente arraigada en la filosofía y mitología nativas, que no cabe duda de su gran antigüedad como parte de la vida aborigen.



Dos especies muy allegadas del género malpigiáceo banisteriopsis _, caapi y B. Inebrians- son las plantas más importantes en la preparación de la ayahuasca. Sin embargo, aparentemente, hay ocasiones en que otras especies se utilizan según la región: B. Quitensis; Mascagnia glandurífera, M. Psilophylla var. Antifebri; Tetrapteris methistica y T. Mucronata. Todas estas plantas son largas lianas de los bosques y pertenecen a la misma familia Banisteriopsis caapi y B. Inebrians se cultivan con frecuencia, de tal manera que se facilite su abastecimiento. Hay muchas plantas de diversas familias que a veces se agregan a la bebida básica para alterar sus efectos intoxicantes. Las mezclas más comunes se preparan con hoja de B. Rusbyana y con las del rubiáceo Psychotria catrthaginensis o P.viridis.

 



ESTAMOS HECHOS DE RETAZOS

Por Vicky Larraí­n
niarral@hotmail.com


Entrevista a Isabel Bustos coreógrafa cubana.


Conocí­ a esta mujer artista en el periodo que residí­ en Cuba 1987.
Cuando me invito a ver sus ensayos, fui curiosa y expectante.
La música comienza, una mujer vestida de negro aparece en gestos absorta, dejando espacios para que otras figuras vayan apareciendo.
Definitivamente Isabel es del sur. De este nuestro sur e América Latina.
Su trabajo así­ se expresa, con las emociones y sensaciones que te entrega esta geografí­a, nuestras costumbres, que por mucha tecnologí­a avanzada, que desee integrar el mundo artí­stico, escapa la expresión corporal en vitalidad y perí­metros de rescate de las posibilidades de las propias.


 

 danza94

LUJURIA AD HOC

 
 

Todo creador aborda en determinado momento de su producción el enigma de la feminidad, para dar una respuesta al misterio del cuerpo que habla. La "Venus del Espejo" es la respuesta que el genio de Velásquez propuso desde el siglo XVII a los siglos que advendrí­an. Todo artista sitúa el enigma de la feminidad a través de la fascinación o de lo insondable, porque constituye para él mismo un verdadero impasse y marca el punto nodal que define la relación del sujeto con el deseo.
Así­ el amor, el deseo, la pasión exaltada han constituido a través de los siglos los grandes mitos que en Occidente anudan las relaciones entre los sexos, para articular el lugar de la feminidad como esa extranjera que es toda mujer para el hombre, donde él podrá descubrir la fascinación de una verdad sobre el goce.

 

danza

El 20 de Enero de este año 2007 que recién comienza, el público asistente al Centro Cultural Recoleta pudo asistir a una experiencia interesante del taller Coreografia Interactiva que impartió la que escribe, durante una semana.


Es fundamental que la diversidad se encuentre a si misma y provoque ese inconciente que llevamos a veces tan escondido.


Al taller asistieron 25 alumnos, seleccionados por su creatividad en diversos aspectos y expresiones artí­sticas.


Se les fue guiando a través de la percepción del espacio urbano, trabajando en las plazas y parques de este Buenos Aires tan bello. Se les entrego conocimientos desde el enfoque abstracto. Temas como lo efí­mero, lo leve, el absurdo dieron vuelta la mirada hacia otro enfoque.


Y como les contaba, el publico fue entrando por el patio lateral del Centro Cultural sorprendido con las instalaciones corporales que iban trasladando los alumnos en la medida del tiempo hacia el Salón 1.


Las rejas, las escaleras, los cubos altos, la pileta de agua como dicen acá refiriendo la fuente fueron intervenidas con imágenes vivas.
Luego se encuentran con esa Señora maravillosa Primera bailarina del Colon de Buenos Aires, de mas menos 70 años y que nos sorprendió a todos con la emocIonalidad que coloco en su interpretación de la sensación de extravió.


Sentados en sillas color naranja los jóvenes iban realizando la expresión de la crisis, del vuelo. Frente a un objeto cuadrado, Mercedes atravesó la geometrí­a improntando el hermetismo.