Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Performance

Micelio

"Espectros", silicona sobre cartulina, 2002

Willson Peña y la fecundidad descarnada

Por Jorge Restrepo

 

Escribir sobre el trabajo y el proceso de Willson Peña es para mí más que una necesidad, un deber, pues he seguido muy de cerca los pasos de este artista casi por una década.

Micelio

 

 

Restrepo desnuda a spinosa

(no dar un solo paso que no sea bello)

 

Una entrevista de Jorge Restrepo a nicolás spinosa

 

Me impacta el trabajo exquisito de Nicolás Spinosa en todas sus expresiones. Los objetos que se amoldan a su cuerpo, para luego liberarse y convertirse en masas con nueva vida y forma...los rastros de arcilla en el papel con gestos desgarradores, que me recuerdan las huellas que los arqueólogos dejan al horadar la tierra, los mantos sagrados, la sangre de las escenas donde ha habido un crimen pasional...

Me atrae "la palabra precisa, la palabra oportuna" que él dispara sobre la imagen, para conseguir ese efecto transversal de la inteligencia aguda en su obra.

Escáner Cultural nº: 
166
Al Documentar


ACCIÓN PÚBLICA, PÚBLICA


“Istruzione di Stiratura: La idea de planchar pone a temblar a cualquiera. Aunque es una de las tareas más ingratas, en cualquier momento nos surge la necesidad de tener que plancharnos alguna prenda. A partir de ahora y con estos sencillos pasos, el planchado se convertirá en algo que solo querrás hacer tú.”

 


La artista invita al público a llevar una prenda para ser planchada durante el transcurso de la inauguración de la 11BAM y Museos de Medianoche.
Acción pública, pública es una acción de arte performática, es un "acto de habla", una acción que busca dar voz al trabajo invisible. Participa de esta performance la edición de un juego de cartas cuyo mecanismo es el memorice, realizado con imágenes del trabajo de arte de la autora.
Todo lo anterior nos habla de un cambio de status de la labor del planchado y la constitución de la obra a través de una acción conocida por todos, elevada al rango de obra de arte, readymade de una labor doméstica.

Escáner Cultural nº: 
164
Invitado


Jorge Restrepo hace el montaje de su exposición de fotografías de los performances
el lunes 12 de junio de 2012 en horas de la tarde - Foto de Jonathan Manrique Nossa MIROKO

 

Crítica y creación: la cópula de los signos

...a propósito de una performance de Jorge Restrepo y Yecid Calderón

Por Carlos A. Lanza  

¿Quién canta en las orillas del papel?
Octavio, Paz

 

Entre el 12 y 13 de junio en Gerrero Espacio Galería, Bogotá, Colombia, se desarrolló la acción performática “Supremacía: el saber como poder”; los responsables del proyecto fueron el artista Jorge Restrepo y el crítico de arte Yecid Calderón, acompañados en la curaduría por Andrea Paasch. Introducir esta información como inicio del texto no es arbitraria, más bien obedece a la finalidad de ubicar la naturaleza de una obra performática que adquiere una dimensión particular por el tiempo en que fue realizada, aludiendo, de esta manera, a la noción de proceso, pero además por los actores que la llevaron a cabo, redefiniendo la acepción de “sujeto creador”.

Muchos han planteado si el arte contemporáneo tiene en su programa estético el interés por el cuestionamiento, valor hasta ahora atribuido a las vanguardias históricas; lo cierto es que desde el título de la obra, ya se construye uno de los paradigmas estéticos que caracterizó a las vanguardias, me refiero a la ironía. El título está sugiriendo algo en contradicción con el discurso performático, habla de la crítica de arte como un ejercicio subyugante, donde el argumento reflexivo asfixia al acto creador; en cambio, la acción performática apunta en dirección opuesta: termina por disolver los límites del pensamiento crítico y el acto creador; la razón crítica sede a la pasión, a la imaginación creadora.

Escáner Cultural nº: 
163
Little Chilean Thoughts

"Movimiento Suspendido", de Isabel Santibañez, 2013. Fotografía de Nebs Pereira.

Isabel Santibáñez, "Movimiento Suspendido", MAC, 2013.
Fotografía de Nebs Pereira.

 

La marcha social en “Movimiento suspendido”, de Isabel Santibáñez (2013)

 

por Carolina Benavente Morales
www.therealcarolin.cl

 

En “Movimiento suspendido”, exhibición abierta hasta el domingo 24 de noviembre de 2013 en el Museo de Arte Contemporáneo del Parque Forestal, Isabel Santibáñez nos entrega el resultado provisorio de una interesante investigación. La artista busca, en efecto, que el espectador participe de una obra que él mismo protagoniza, ya que en ella se tratan y retratan diferentes marchas sociales que han tenido lugar en Santiago en el último tiempo. Debido a la importancia que han adquirido, el arte chileno las está convirtiendo en una de sus instancias privilegiadas de elaboración, llegando incluso a titularse En marcha una reciente compilación de textos teóricos realizada por Carol Illanes (Santiago: Adrede, 2013). Dentro del corpus de obras relativas a este tópico, sin embargo, la propuesta de Isabel Santibáñez se destaca por articular un conjunto ampliado de problemáticas relevantes a la producción artística contemporánea; conjunto dentro del cual sobresale una complejización de la relación con el espectador que vuelve esta obra muy atractiva para el público asistente a la exhibición.

Es posible hablar, a lo menos, de dos grandes entradas al fenómeno de las marchas en la reciente producción artística chilena. Una de ellas, de carácter resueltamente contingente y activista, se suma a las marchas mediante diferentes obras con carácter de intervención objetual o performativa. En este vasto e inestable conjunto, es posible reagrupar todos los letreros, las consignas, las botargas, los cuerpos pintados, objetos alegóricos, comparsas, flashmobs, maratones, etc. que, desprendiéndose del mismo movimiento social, son de factura más bien anónima, colectiva y popular. Ello pese a que algunas de estas producciones sean el fruto de actores insertos en el campo artístico docto, especialmente por medio de las escuelas de artes visuales universitarias. Es el caso, por ejemplo, de la silla escolar gigante hecha en Santiago o del gran lienzo de “Valís one dollar” realizado en Valdivia el año 2011, entre muchos otros.

Escáner Cultural nº: 
163

ESCENA DIGITAL

 

En el marco del Festival de Vanguardia del Centro Cultural de San Joaquin se realizará el laboratorio de creación gratuito Escena Digital, dictado por la artista Chilena Brisa MP.

Horario:
Del Miércoles 16 al Sábado 19 de octubre / de 17.30 a 20.30 hrs.
Sala Multimedia. Domingo 20 de Octubre sesión de 15:30 a 18:30 hrs. (3 horas diarias)
Presentación final: Domingo 20 18:00 hrs Teatro Municipal de San Joaquín

Cupos:
20 personas

Perfil del participante: Interesados con o sin experiencia. Artistas de danza, performance, teatro físico, videastas, Artistas visuales, músicos electroacústicos o digitales, vecinos mayores de 18 años. Los participantes deben tener disposición horaria completa en los horarios del taller y estar abiertos a la exploración y trabajo creativo experimental.

DESCRIPCIÓN

En este espacio de aprendizaje y creación veremos las posibilidades que nos entregan los medios electrónicos en la creación escénica.
El curso tiene la idea de desarrollar material coreográfico, visual y sonoro para una puesta en escena a partir de herramientas dadas por la profesora que finaliza con una presentación de una obra electrocoreográfica (coreografía y medios electrónicos) que se realizará en el Teatro Municipal de San Joaquin. http://www.culturasanjoaquin.cl/teatro-municipal/

CUERPO

 

C T. CUERPO TECNOLOGÍA UNA RELACIÓN LIMINAL

Por: Brisa MP

El presente texto fue realizado para la conferencia realizada en el marco del I Seminario Internacional de Nuevos Medios. Mesa: “Tecnologías del cuerpo: extensión y movimiento”. Magister en Artes Mediales. Facultad de Arte, Universidad de Chile.9 de julio, 2013. Santiago de Chile

 

Introducción

En la siguiente exposición me enfocaré en proponer ciertas ideas en la relación cuerpo - tecnología tomando como hilo conductor algunos de mis trabajos realizados a partir del año 2006. Una reflexión desde el proceso práctico como “artista” enlazado con los estudios que he realizado, así desde un punto de vista crítico frente a mi trabajo y a las disciplinas en las que se enmarca y desmarca mi proyecto creativo.

Esta relación de incumbencia cuerpo – tecnología devela diversas fracturas en el territorio de las artes escénicas y visuales tradicionales, donde el cuerpo ha ido tomando un papel preponderante a partir de la obra interactiva y ha interrogado los procedimientos de creación y exhibición de la obra escénica.

En este sentido el concepto de liminalidad se incorpora a partir de que la puesta en relación cuerpo - tecnología, propone una transestructura posibilitada únicamente por la pérdida del estado natural de cada una y el alto sentido de contaminación y diálogo entre ambas. (1)

Desde mi observación uno de los primeros acercamientos que se produce entre cuerpo en movimiento y medios electrónicos, es a partir del video. La cámara como mediador del cuerpo y la modificación de los factores esenciales de la puesta en escena – el tiempo y el espacio- a partir de los softwares de edición de video digital.

Esta lectura se realiza es a partir de mi práctica, así como lo que he visto de otros artistas en América Latina, esto a través del proyecto “C + T MAP”. Esta puede ser una lectura posible, como pueden haber otras. (2)

Escáner Cultural nº: 
162

 

LABORATORIO PROCESUAL

De Izquierda(s): performatividad y conflicto”


El laboratorio procesual está organizado por el Grupo de Trabajo Diagrama, colectivo (post)universitario donde confluyen personas provenientes de diversas disciplinas de trabajo, formando un grupo heterogéneo y transdisciplinar. El año pasado realizó el coloquio sobre Imagen y política en la UMCE y Universidad Arcis, el encuentro de perfomances AFP en un colegio en toma de Macul y una serie de actividades en el departamento de filosofía del expedagógico (UMCE). Este año el grupo está abocado a la realización del Laboratorio “De izquierda(s): performatividad y conflicto” que convocará a estudiantes, investigadores, militantes, gestores culturales, filósofos, teóricos del arte, artistas y público en general, a presentar trabajos de investigaciones en curso o a intervenir libremente en las sesiones que se desarrollarán. Este laboratorio está sujeto a una discusión en torno a los distintos ejes y tópicos que han articulado teoría crítica y su vinculación con el devenir histórico y político local. Con ello, a grandes rasgos, se pretende instalar la pregunta por lo político, en estricta relación con una deconstrucción de las condiciones histórico, sociales, telemediáticas, cotidianas, locales, sexuales, virtuales, etc.

Circular del Laboratorio Procesual.

La crítica - tanto performativa como discursiva – que se situó en Chile, corresponde a  la fisura y trazo de un devenir político, en directa relación con una data, una singularidad, o más bien a la sobrevivencia de ésta. La data, el acontecimiento, se presta a ser leído pero con una distancia muy clara a lo acaecido el 2003 cuando se cumplían 30 años del golpe de estado. Aquel año la conmemoración rondó, por una parte, en un debate crítico que consumó aquellos tópicos y trazas que guardaban sintonía con el trabajo de duelo, la memoria, la derrota y la desaparición; por otro lado, el oficialismo de la época trataba de conjurar cualquier espectro posible, y con esto, dar fin al trauma, hacer duelo de lo perdido y cerrar aquello que la sociología local denominó “transición”. Este año, vemos un cambio cualitativo, no existe ni una ni otra afección, dando a entender que el país ha sido sacudido políticamente. Por esta razón, nos parece necesario insistir en la data, pues el golpe de estado sigue siendo el acontecimiento fundante que circunda y enmarca nuestra “contemporaneidad”. El acontecimiento es este: 40 años que pudiesen bien ser formulados como 40 años de instalación empresarial y bancaria que en su matriz fundacional montó la dictadura y que posteriormente fue gestionada por los gobiernos de la concertación.

TERCER ENCUENTRO DE PERFORMANCE

INDEPENDIENTE DE ESCALA

 

Escena Fractal presenta su Tercer Encuentro de Performance denominado Independiente de Escala que se realizará desde el día lunes 8 al viernes 12 de Julio 2013 de 10:00 a 16:30 hrs., Santiago.

En la jornada de mañana (10:00am a 12:00pm) se constituirán diversas mesas de conversación conformadas por teóricos y performers en instituciones que han apoyado nuestro proyecto: U. de Chile, U. Finis Terrae U. ARCIS, UMCE y Galería Metropolitana (GALMET), propiciando una plataforma de discusión para instalar un vínculo reflexivo con espectadores, estudiantes o público interesado en el arte de la Perfomance.

Los invitados de las mesas en este Tercer Encuentro son: Mauricio Barría, Samuel Ibarra, Elizabeth Neira, Perpetua Rodríguez,  Asociación Ilícita – Piñén, Betania Álvarez, Cesar Valencia, Galia Arriagada, Gustavo Solar, Aníbal Sandoval, Fabio Santibañez, Sebastián Mahaluf, Mario Moreno Krauss, Amilcar Borges, Cristián Álvarez, Alperoa, Gonzalo Rabanal, Mila Berrios y  María Elena Retamal.

La jornada de tarde (14:00 a 16:30 hrs.), se traslada a la comuna de Pedro Aguirre Cerda (P.A.C.) donde se compartirá un almuerzo en la Junta de Vecinos del sector, instancia abierta a los pobladores, artistas, espectadores que nos estén acompañando.  Posteriormente, alrededor de las 15:30 hrs. nos dirigimos a presenciar las performance en distintos sitios del espacio público, por lo general terrenos baldíos que delinean un circuito de ruinas.

Cada día el espacio será intervenido por un artista que previamente ha visitado e investigado al cuerpo desde la marginalidad del territorio escogido.

Los accionistas invitados en este Tercer Encuentro son: Natalia Camilo, Camila Alegría, Joaquín Alonso, Camila Delgado, Francisco González y Eva García Tronconis.

SURREAL

 

 
 
 
Por Enrique de Santiago
 
artedeenrique@yahoo.es
 
 
En prolongadas conversaciones que tuvimos con Ludwig Zeller y Susana Wald, ellos siempre me comentaban de las vicisitudes y de la interesante experiencia que fue montar la exhibición en la Casa Central de la Universidad Católica de Santiago en el año de 1970, titulada “Surrealismo en Chile”.  Eran tiempos de transformaciones y desde los años 1967-1968, en Chile como en el mundo se estaban produciendo acciones de cambio en casi todos los estamentos importantes de la sociedad. Así mismo, estas transformaciones de carácter transversal, ya habían llegado a las aulas y casas universitarias- y la Universidad Católica de Santiago no estaba exenta de estas nuevas influencias con aires de renovación. Estamos hablando de 1967, y después de una intensa presión ejercida por los estudiantes de la Feuc, y tras la toma del edificio central, la rectoría pasaba a manos del primer Rector laico desde su fundación en 1888. Esta universidad siempre había sido manejada por rectores eclesíasticos (más aún que esta casa de estudios, desde 1930 tenía la calidad de "Pontificia" decretada por Pío XI). Así fue que quedó al mando de la universidad, Fernando Castillo Velasco, de militancia democrata-cristiana quien asume la rectoría en ese convulsionado año, manteniéndose en ese cargo hasta el golpe de estado de 1973. Fue  durante el año 1970, que surge la idea de realizar la muestra y Susana me hacía mención que un grupo de alumnos de Rodolfo Opazo - que por entonces era profesor en la universidad-  fueron a conversar con el rector, para mencionarles que uno de los requisitos para que ellos montaran el evento, era tener plena libertad para funcionar. Castillo Velasco accedió a esta petición y firmó una carta dando plenas garantías de libertad a Ludwig Zeller para que realizaran la intervención de los espacios de la sede central. Es así que los cambios que se venían generando desde 1967  permitirían en gran parte que la Exposición de Surrealismo en Chile, fuese realizable en una universidad ligada a la Iglesia Católica. Lo que parecía impensable, se lograba concretar, siendo además un gran suceso y un hito que vale la pena rememorar. 
 
 
Pero retrocedamos unos años atrás, Zeller y Wald (quienes se conocen y se enamoran perdidamente el uno del otro en 1963) venían ya experimentando nuevas formas para expandir el espíritu, una de ellas era el Surrealismo. A Zeller le había tocado participar en la Exposición convocada y organizada por el “mandragórico” Braulio Arenas en 1965 en el Instituto Chileno-Norteamericano de Cultura (ese mismo año y en ese lugar Zeller realizaba su primera exhibición individual). Esa instancia había servido para estrechar lazos y generar proyectos en conjunto con otros artistas, literatos y exploradores surrealistas, que darían forma a las primeras actividades que vendrían a futuro, en términos de proyectos expositivos, centros de encuentro cultural o editoriales.
 
Al año siguiente en el mismo Instituto Chileno-Norteamericano de Cultura (y siendo Zeller curador de ese espacio) se encuentran Zeller y Wald con Braulio Arenas, donde todos confluían para realizar un encuentro homenaje a André Breton quien fallecía ese año de 1966. En ese evento se dan ciertos desencuentros con Arenas, que molestaron al ex integrante de “Mandrágora”. En esa ocasión es interesante llamar la atención que mientras Arenas, tomaba la palabra de modo solemne y funerario, Susana y Ludwig, celebraban el Surrealismo que renacía en aquellos que quedaban vivos. Una suerte de huevo filosófico  descrito en los misterios órficos, que a su vez se renovaba en Zeller y Wald, quienes ya antes habían comenzado a realizar actividades desde su propio núcleo creativo, trabajando el Surrealismo de forma paralela y generando nuevas experiencias. Para esa fecha, Arenas  había domado o perdido su actitud  insumisa de sus inicios. Zeller y Wald desde antes del encuentro con el "mandragórico" ya venían explorando lo surreal en una suerte de "toma de posta" o relevo surrealista. Actividad que  continúan conforme pasan los años, en una vertiginosa propuesta de proyectos desde lo expositivo, lo editorial o de la gestión de ideas como lo fue “Casa de la Luna”, que además le vinculaban con un circulo amplio de la cultura nacional, pues para ellos no había círculos cerrados o manifestaciones excluyentes, y así de esa manera se relacionaban con todos aquellos que demostrasen tener una fuerte dosis a favor de las nuevas exploraciones artísticas, humanas o culturales. Cabe eso sí, destacar que siempre sus acciones fueron en la medida apropiada para seguir planteando un Surrealismo activo, rebelde y provocativo. Con lo qué, se aseguraban nuevos aires que vinieran a regar esta geografía con un rico material surreal y poético. Por lo tanto la renovación surrealista estaba asegurada gracias a ellos.
 
Dentro de este contexto forman “el café cultural llamado “Casa de la Luna”, nombre ideado para darle una connotación desde lo femenino y renovador, coincidiendo en lo esencial con las palabras de Breton en torno al mito de Melusina, que es planteada  en el libro “Arcano 17”. Tan solo algunos meses duró la aventura de esta Casa Cultural  desde abril a noviembre de1968, pero fueron suficientes para marcar a toda una generación que acudió a ese espacio a crear, compartir o lisa y llanamente a conocer o contemplar. 
Gracias a los conocimientos adquiridos en este tipo de gestiones y los vínculos forjados en esta anterior experiencia, es que posteriormente los invitan a ser parte de "Surrealismo en Chile" y deciden aceptar la invitación de Opazo con sus alumnos, para luego tomar la iniciativa de convocar y sumar a una serie de artistas afines, que seguían y continuaban los postulados del Surrealismo en Chile. Así tomaba cuerpo el proyecto de realizar la exposición en la Universidad Católica de Santiago.
Ludwig, cuenta (como citaba anteriormente) que uno de los aspectos importantes dentro de sus peticiones para usar el espacio y donde colocaron mucho énfasis, fue en el tema de contar con plena libertad para obrar y expresarse. El petitorio incluía el no estar sujeto a ningún tipo de censura, lo cual fue aceptado plenamente por la autoridad rectora y así entonces sintiéndose conformes, se suman  para desarrollar este montaje en total libertad expresiva.
 
 
Escáner Cultural nº: 
158
Little Chilean Thoughts

Afrodita en Caradura, México DF, febrero 2012

Video "Güeros haciendo cumbia: entrevista a Afrodita (México, 2012)"

por Carolina Benavente Morales

 

Este video es el registro editado y documentado de una entrevista que sostuve con la banda mexicana electrocumbiera Afrodita, integrada por Karin Burnett e Imanuel Miralda. La cumbia es quizás el género musical más difundido y arraigado en toda América Latina –con excepción de Cuba y Brasil-, pero hasta hace poco la elite se limitaba a escucharla en especiales ocasiones de desbande festivo, como las bodas o los años nuevos. Su escucha, de esta manera, permanecía relegada al segmento popular que le dio diversidad de estilos mediante circuitos de producción musical más bien autónomos respecto de la gran industria con eje en Miami; circuitos autónomos muchas veces vinculados a flujos migratorios regionales. Esto comienza a cambiar hacia fines de los años 1990, creciendo el gusto cumbiero en un circuito alternativo y clasemediero bastante eurocéntrico y, hasta ahora, adepto principalmente al rock, dentro de un fenómeno que se da en y entre diferentes países del continente, como Argentina, Chile, México y Perú.

Por medio de Afrodita, Karin e Ima participan activamente de este proceso, reconociéndose como güeros (rucios) que hacen cumbia. La entrevista está salpicada de material visual y audiovisual relativo a la banda y a través de ella podemos conocer un poco más acerca de su formación, sus relaciones con otras propuestas dentro de la escena cumbiera mexicana y latinoamericana, su particular orientación hacia la visualidad, la performance y la fantasía y su preocupación por cuestiones de diversidad e integración social y racial. En un contexto histórico marcado por la persecución y el derrumbe de las ideologías críticas de la modernidad, así como por el desarrollo de una conciencia ampliada de la globalización, la cumbia asoma como un nuevo referente epocal mediante el cual se reelabora y reemprende un devenir popular de las elites latinoamericanas; un devenir donde ahora confluyen amor, humor, color y sabor.

 

Escáner Cultural nº: 
157

 

LA CASA DE LA LUNA AZUL

 

Por Vicky Larraín

 

Todo pasó en tres meses, mi reencuentro con Ágata y María Elena, conocer a Lucho Brahm el novio de la Gatita, ver a mis padres de otra manera, ya no cuestionan mi vida, llevaba el poder que te da una pequeña experiencia, la de estar lejos tomando mis decisiones, Los días pasan mas iluminados y libres, vivo entre la casa paterna y la de Ágata que parece contenta con su nuevo amor, Venia de la experiencia de mayo en Paris, tengo mucho que contar, soy escuchada y las personas me dan un espacio.  Los tres meses que paso en Chile me sirven para recuperar fuerzas.  Sabia que volvería a viajar no imaginaba como ni cuando. Deseaba presentar mi danza, hacerla conocida, era una expresión nueva que nada tenia a ver con las técnicas de danza contemporánea que se estudiaban en Chile.  Para mí el teatro, el arte en general era enfocado desde una formalidad y convencionalismo que no me interesaba,

No tenia muy claro como expresar lo propio, desde la intuición me entregaba  a  las   primeras expresiones de mi quehacer.

Reencuentro a varios amigos  pintores entre ellos Piro Luzco y el Flaco Samith que preparaban su primera exposición en la Casa de la luna, un lugar que servia para talleres en los que trabajaban artistas. De todos ellos recuerdo al Salvaje el apodo de Hugo Cárdenas, un camarógrafo, alto de pelo abundante y negro una especie de cacique que se paseaba con una cámara enorme sobre el hombro, grabando el acontecer del día a día. También nos abría las puertas de su taller la Monstruito como apodaban a Mirta Tamayo, una mujer media chamánica, de sonrisa extraña, que te recibía con afecto, empanaditas y algo de vino tinto. Rasgueaba su guitarra el día entero, hacia algunas ropas que vendía, y tenia cada noche un amor que era  despachado temprano por la mañana. Era delicada y sabia entregar las palabras precisas para que te sintieras bien. El Salvaje y la Monstruito serian asesinados el 11 de septiembre del 73. Por ahora Frei era el presidente y nadie esperaba ni por asomo ningún golpe militar, ninguna atrocidad.

La vida transcurría más o menos normal, yo no me preocupaba de política, solo me interesaba el arte.

Llego el día de la inauguración de la exposición de Piro y Samith. Yo danzaría entre las personas, no se me habría ocurrido colocar un escenario.

"Prácticas de (Des)velamiento de Situaciones Cotidianas"

Coordinación: Santiago Cao


Taller Intensivo de Performance e Intervenciones Urbanas a realizarse en la ciudad de Buenos Aires del lunes 28 de enero al viernes 1 de febrero de 2013 en el horario de 15 a 18 hs. Este Taller forma parte del ciclo “4 miradas sobre el Cuerpo” que se ofrecerá en el espacio de CasaTierra donde además coordinarán sus talleres Ximena Romero, Clodet García y Luisina Couto.

En las acciones performáticas, el artista -en tanto sujeto- se convierte en objeto para la mirada de los Otros, y su cuerpo -territorio de significaciones- en un mapa desplegable que lo trascenderá, “tocando” a dichas personas que lo observan e integrándolos a la acción. Este cuerpo individual se vuelve Cuerpo, es decir, trasciende los límites de la propia historia abarcando la historia personal de cada uno de los presente, tornándose de esta manera en un Cuerpo colectivo.

De todas las posibilidades de accionar en espacios públicos hemos de acotar este taller a las situaciones en las que el performer se coloca como objeto de cuestionamientos generando un extrañamiento en las personas que por allí transitan. De esta manera, al pretender correrlas de su cotidianidad -desplazándolas de las estructuras sociales que todo lo explican- las lleva al terreno “pantanoso” de las preguntas, transformando esos espacios en lugares. Es decir, espacios que –habiendo sido atravesados por una acción- son definidos en su cualidad de uso, trascendiendo lo puramente físico.

La Performance, en tanto articuladora de subjetividades y productora de realidades, tiene la capacidad de crear lugares transformando temporalmente lo que antes era un espacio. Y es en este punto donde surge una interrogante. ¿Es el lugar atravesado por la acción o la acción atravesada por el lugar?

En este taller de carácter teórico-vivencial investigaremos en torno al Cuerpo como herramienta y soporte de obra, inserto e insertándose en el Espacio Público, modificándolo y siendo modificado por él a partir de acciones que lo intervengan produciendo un (des)velo de las fuerzas que allí operan. Acciones micropolíticas que puedan dejar en evidencia los permisos y prohibiciones que cada rol posee en cada contexto determinado.

Serán 5 jornadas donde, si bien dedicaremos parte del tiempo a conocer trabajos de otrxs artistas que nos posibiliten comprender distintos modos de intervenir el espacio público, nos concentraremos mayoritariamente en las prácticas experienciales y en las reflexiones que surjan a raíz de las mismas, pudiéndose recurrir a un plus de teoría cuando las inquietudes de quienes participen así lo requieran.

Precio del taller en carácter de reciprocidad: $350 (Cupos Limitados con Inscripción previa)
Por Consultas e Inscripción escribir a estadosdecreacion@gmail.com
El taller se desarrollará dentro de las instalaciones de CasaTierra www.estadosdecreacion.blogspot.com.ar
Dirección: Donado 983 (altura Av. Triunvirato 3400), Ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Días y horarios:
Lunes 28 de enero al viernes 1 de febrero de 15 a 18 hs

Se agradece la difusión entre quienes consideren pueda resultarle de interés este Taller

Al Documentar

HACIA UNA PO-ETICA DE LA ACCIÓN
(parte 1)

INTENTOS DE UNA PERSONAL HISTORIA SOBRE LA PERFORMANCE


Por ELI NEIRA
poesiaccion@gmail.com

Voy a comenzar este escrito sobre performance interrogando a la palabra. ¿Qué es una performance? ¿Qué significa “Performance”? Si somos rigurosos y vamos al diccionario tenemos que “performance” es una palabra del inglés que no tiene traducción literal al castellano y que más o menos se podría entender como “rendimiento” o “desempeño”. Al menos así la traduce el google, que no será ninguna autoridad en materia de traducciones pero es lo que hay y es lo que mas se usa.
Si “performance” significa desempeño, rendimiento, el artista de performances seria entonces una suerte de artista del rendimiento. Si esto fuera así cabria preguntarse acerca de qué tipo de rendimiento estamos hablando cuando hablamos de performance, ¿Como el rendimiento de un deportista? ¿O el de una vaca lechera? ¿O como un lavalozas que rinde mucho más?

En lo personal creo que el “rendimiento” si bien algo tiene que ver, no es la mejor palabra para definir lo que entendemos por performance, arte de acción o poesiacción (como prefiero llamarla yo).

Me sucede que en tanto sujeto (a) que practica el arte de las “performances” yo no hago esto que hago por rendimiento sino por liberación. La Liberación es diferente al rendimiento. Sobre todo desde que sabemos que la liberación no “rinde”( mas que problemas en muchos casos). Yo hago performances por un deseo de liberación personal y colectiva. No obstante lo impopular que se encuentre la “liberación” en tiempos de capitalismo salvaje donde todo tiene que reportar alguna visible ganancia. ¡Y mas vale! porque esta liberación, lo es justamente en función de las mil y una formas que toma la esclavitud capitalista en el mundo hoy.

Este lugar digamos “complicado” por libertario, ha sido siempre el lugar del artista de performances. Ahí ha estado desde los orígenes de este arte, en los inicios del siglo XX con los dadaístas y surrealistas, los ultraístas, los futuristas y todos los que quisieron en su momento cuestionar al buen arte burgués. Yo creo que hoy el artista de la acción continúa trabajando en esa “zona roja” de la cultura, pese a la creciente domesticación de los “circuitos de arte”. Y eso es lo que hace de la performance una actividad de fuerte raigambre poética más que escénica o plástica.

Pese a la vacuidad de los vernisages y otras pelotudeces con que el stablismen intenta adormecer al artista de la acción, éste sigue ahí en la zona peligrosa; solo, haciendo algo que va contra toda lógica, algo que su familia, amigos, vecinos y cercanos no entienden y que no le genera dinero, sino todo lo contrario, lo hace gastarlo, la mayoría de las veces. Ahí está, generalmente en pelotas, con frío, con hambre, con vergüenza, con dolores de todo tipo, con una seriedad de tumba (incluso cuando trabaja con el humor), dispuesto a todo con tal de conmover a un público (cuando lo hay) que lo mirará todo el tiempo como si de un marciano se tratase.

Ahí está el artista de la performance poniendo el cuerpo como un soldado de Dios en una guerra santa, por mandato supremo. En definitiva, como el maniaco que dicen que es, dispuesto a todo con tal de llevar su exhibicionismo hasta las últimas consecuencias.

Escáner Cultural nº: 
154

NOCHE DE ESPECTÁCULO PERFORMÁTICO

“Los soberanos pasos”

 

Vicky Larraín

La invitación plasmada de fotos a modo de collage que recuerdan la historia de algo…

Me atrae el titulo, me lleva a un pasado que bien podría ser presente.

No me parece ser una obra de danza, lo veo como un performance interactivo.  Observo a ese actor parado en medio de la escalera que une los pisos de la casa, nos ira contando la historia de aquellos que en un ayer allí vivieron” Los Whitman”, y me sorprendo de cómo habiendo estado en el lugar tantas veces no sabía nada de esta especial historia. Especial ya que revela la misma idiosincrasia que también está hoy presente, los poderosos y los maltratados, los más.

En una secuencia de la obra nos relatan como a esta familia le llego la peste y la obra nos muestra un cuarto con seres casi fantasmales tirados en el piso, un cuadro viviente. Si la peste que avasalla con el hijo, el primogénito y la tristeza parece hacerse cargo de la injusticia.

El performance comienza con un vals, todos vestidos de antaño, la lámpara objeto actual de la mansión, ayuda a crear el ambiente.