Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Escriba a escaner.cl@gmail.com

Distribuir contenido

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.
Surreal

 

Lilith por Enrique de Santiago

 

Por Enrique de Santiago

artedeenrique@yahoo.es

 

Llegará el tiempo de hacer valer las ideas de la mujer a expensas de las del hombre, cuyo fracaso se consuma tan estrepitosamente hoy. Es al artista en particular a quien corresponde, aunque no sea más que en protesta contra ese escandaloso estado de cosas, hacer predominar al máximo todo lo que surge del sistema femenino del mundo en oposición al sistema masculino; de hacer hincapié exclusivamente en las facultades de la mujer; mejor aún, de apropiarse hasta hacerlo celosamente suyo, de aquello que la distingue del hombre en su forma de evaluar y de querer.”

 

Con estas palabras de André Breton en su libro “Arcano 17”, comienzo este texto para poner énfasis en aquello que se requiere con urgencia en nuestro presente, como única forma de salvar el mundo y dar un giro al actual estado de cosas. En estas frases de Breton, en referencia a lo femenino que él toma desde el mito de Melusina, donde se desprende, la urgencia de mirar hacia el pasado, específicamente hacia una edad perdida en el tiempo, una era en que la relación del hombre y la mujer obedecía a un estado armónico, que era replica de lo sucedido en la naturaleza. Breton toma el mito de Melusina consciente de lo que esta representaba para el mundo hermético-mágico-alquímico. Pues ella era un personaje mítico, que nos habla de una relación perdida donde el conocimiento de lo femenino, o dicho también de otra manera, la sabiduría de la diosa, había sido brutalmente suplantada por la filosofía de los hombre guerreros-solares, muy lejos del pensamiento solidario-participativo que era conocido antes de las invasiones de las tribus patriarcales venidas de las periferias del orbe. Melusina, su nombre supuestamente vendría de la evolución de la palabra que identificaba a Lugine, la compañera del dios Lug, me refiero a la antigua Liguria, por lo qué, esta mitología sería pre-celta y por ende pre-gala, en lo que al territorio franco-bretón se refiere. Esta Lugine se transformó en Lusine, que era primeramente Mére-Lusine, de mére, que es mar. Siempre el mar o la mar, ya que es palabra femenina, ha sido considerada fuente de toda la vida, por lo que es la matriz, el principio uterino del mundo. Con el pasar de los siglos, los cuentos populares que se pasaban de voz en voz, fueron convirtiendo la palabra mére en solo la expresión Me, para unirla a Lusine (en reemplazo de Lugine) Así Lusina o Lusine, era Melusine-Melusina. La mujer mar-madre, desde donde surgen todas las cosas creadas. La gran constructora y portadora de la vida en su matriz o su grial (después veremos el tema del Grial)

 

Melusina

Su leyenda trata de esta doncella-sagrada quien conoce a un joven llamado Raimundo de Lusignan en un pozo llamado de Cé (la sed). Él al verla se enamora perdidamente de ella y ella correspondió a ese amor. Se casaron pero ella guardaba un secreto, pues en ciertas noches sus píes mutaban mostrando su antiguo origen, según la mayor cantidad de leyendas, hablan de una cola de pez o serpiente y en otras en piernas de un ánsar (oca). Por esto es que Melusina, le pide a su amado que en aquellas noches él no puede verla, a lo que su esposo accede. Sucede que Raimundo no cumple con su juramento, descubriendo su forma una noche, esto al espiarla bañándose, para después, él usar esas aguas encantadas y así entrar en ellas después que la hada-diosa saliese del baño. Melusina descubre la traición, por lo cual desaparece para siempre. A pesar de no hacerse visible nunca más ante ojos humanos, su presencia se hacía sentir en forma de espíritu, favoreciendo a quienes buscaban sus favores, generalmente ligados al amor y la sabiduría. Este mito nos viene a indicar, un antiguo divorcio entre el hombre y la mujer, un pacto hecho en los albores de la historia del ser humano que fue roto por la parte masculina. La diosa de las aguas, portadora de la sabiduría era además poseedora del conocimiento de la tierra. Pues la diosa (Lugine) representaba al agua y la tierra, mientras su antiguo dios-esposo "Lug", era el aire y el fuego, ambos eran la suma de los elementos complementarios del universo, la correspondencia del Tao, las fuerzas elementales en el hermetismo y la alquimia, signos arcanos, que provocan el "ser" del cosmos, lo conforman y lo ponen en movimiento. El Sol y la Luna, Helios y Selene en la mitología greco-latina. Pero este matrimonio sagrado, fue traicionado en un momento de la historia del ser humano y está consignado en todos los mitos, leyendas y escrituras sagradas, como los vedas o el Cantar de los cantares bíblico. ¿Qué sucede que la Luna se separa del Sol? Y ¿cual es el verdadero significado de esta alegoría mitológica?.

La luna rige todo lo femenino, en el caso de nuestra querida especie humana, pero también en todo aquello que tiene vida sobre la tierra, entiéndase animal, vegetal, el reino fungi y ¿por qué no? lo mineral, las piedras tienen su también su propia ánima que les da vida y en estricto rigor esta es hermafrodítica, es decir posee lo femenino y masculino. Con las montañas sucede lo mismo (pues son grandes formaciones rocosas) en ellas impera, además de la vida singular de las piedras, otros seres que nuestros ancestros originarios conocían como Pillán o como Los Hohuen, según la denominación que le daban los pueblos originarios en la zona austral. El escritor francés Malcom du Chazall, sostenía que en su natal Isla Mauricio, antiguos seres de Lemuria, se habían mudado a habitar los montes de su isla y su naturaleza sería femenina-masculina, pues representaba a las antiguas razas humanas. Estas historias podemos verlas en los vedas, la mitología griega y además en la Biblia, donde los titanes forman parte de la existencia antigua que poblaba la tierra. Los alquimistas y los herméticos conocían estas historias y están registradas en numerosos libros sobre lo oculto.

Los indios Hopis dicen que estos antepasados andróginos habitan las cavernas profundas, al igual que los mayas que los sitúan en las profundidades de los Cenotes. La condición de estos titanes a lo menos en las primeras edades era de carácter hermafrodítico, al igual que el mito adámico, el Adam primigenio, que poseía ambas características, pues este estaba en el Uno. Es pues el primer libro bíblico el Génesis, un texto muy contradictorio, sobre todo en su inicio. Pues dice que la primera criatura creada era varón y varona, así dios los creo, después se omite la historia de su primera esposa, que sería Lilith, de ella solo tenemos referencias por el libro kabalistico llamado El Zohar, para finalmente, estando dormido Adam, dios de una de sus costillas, crea a Eva, para hacerle compañía. Tres versiones distintas, una primera, de un ser hermafrodítico, una segunda versión que da cuenta de un hombre y una mujer separados, pero creados en el mismo instante y una tercera que nos relata la historia de la costilla por todos conocidas ¿que opina usted?

Bueno, lo que no se ha contado es que su primera esposa llamada Lilith, se rebelaría de Adam, quien intentaba someterla a su voluntad. En esta la primera mujer, encontramos el primer acto de emancipación femenino, aunque en estricto rigor, me parece que obedece a un acto de rechazo de parte de lo femenino, ante la inminente oleada de dominaciones que vendrían por parte del hombre hace unos 5.000 años atrás, según nos relata brillantemente Riane Eisler en su libro “El caliz y la Espada”, lo cual correspondería a una historia que trata de dar luces de la separación de lo solar (masculino) y lo lunar (femenino) en los tiempos gilánicos o matriarcales (la diosa), pues generalmente en los mitos, las personas o personajes corresponden a pueblos o naciones, así como Heracles (Hércules) es el personaje referido a los primeros helenos.

Entonces Dios posteriormente le otorga a Adam, una mujer que contenga las características de obediencia y sumisión que Yavéh le había predestinado a este primer hombre. En este caso, eruditos bíblicos han determinado la manipulación y falseamiento de los textos del Génesis, pues era reconocido que el pueblo hebreo que llega a conquistar las tierras de Canaan y palestina, era de claro orden cultural guerrero-solar o androcrático. Lilith debía ser entonces borrada de la historia bíblica y solo se le menciona una vez en Isaias, como un deidad maléfica compañera de la noche que persigue a los hombres para provocar el deseo y el pecado, convirtiéndola en un “súcubo” (1).

 

        

Súcubo

 

Lilith es representada también, como la serpiente en el Jardín del Edén, quien le indica a Eva que debe tomar y probar el fruto prohibido del Árbol del Bien y el Mal, o árbol de la Sabiduría Sephirótico. Esta alegoría es muy decidora en cuanto de la naturaleza de las primeras mujeres, quienes oficiaban el culto a la diosa y se distinguían por su sabiduría, sensibilidad y solidaridad (ver el Cáliz y la Espada). Lo extraordinario de este relato (que tiene más detalles en El Zohar) es que dios envía a dos ángeles para castigar a Lilith, pero ellos no pueden cumplir con su cometido, entonces es el mismo dios, quien decide destruirla, pero ella se le enfrenta y le indica que él no podrá hacerlo, pues Lilith conoce el “misterio de su nombre”. ¿Quién es ella, que ni dios puede destruirla? ¿Qué nos quiere decir esta alegoría del mito? En el libro “El Zohar” de comentarios cabalísticos del Génesis, se dice que Dios envía dos ángeles para destruir a Lilith, pero esta conocía el nombre oculto de Dios y no le pudieron destruir ¿Qué significa esto de que ella conocía el nombre secreto de quien se dice es el innombrable? pues Yavéh no es su nombre, esa denominación original se perdió cuando Adam es expulsado del paraíso y pasa a llamarse Adán. En efecto se dice innombrable pues las únicas letras que se reconocen son las llamadas como el Tetragramatón y estas son la Y (Yod) la H (Hech) y la V (Vev) quedando solo YHVH, el innombrable.

¿por qué se ha ocultado esta historia de Lilith? ¿Por qué se ha ocultado a la humanidad la cualidad femenina de la Shekinah, o parte divina femenina de dios-diosa? ¿Por qué se asocia a la serpiente con lo demoniaco? Cuando en verdad corresponde a la sabiduría y a nuestra propia energía Kundalini, aquella que al despertar nos lleva a nuestra iluminación y que tiene forma de una serpiente enroscada en la base de nuestra espina dorsal. Y cuando esta serpiente despierta, comienza a desenrollarse a través de nuestra espina hasta llegar a la corona o punto de trascendencia superior.

Hace muchos miles y miles de años esta condición estaba en un ser llamado andrógino, aunque esa definición no es tan correcta (éramos sol y luna). Lo cierto que en algún punto éramos uno o una....dice el Génesis, varón y varona lo creó...bien después, en algún momneto de la humanidad, viene la separación.
La Luna es un misterio, una vibración distinta, una energía especial. Ya ven que lo que empuja el crecimiento de las plantas es la luna, no el sol. El sol nutre, pero sin Luna no hay formación (recuerdo que Yesod según la Kábbalah pertenece a la triada sephirótica de la formación). Bueno hay mujeres más lunares que otras, no por un tema de esencialidad o potencialidad, sino por desconocimiento de sus propias posibilidades. Así mismo que en el hombre, hay algunos que no tienen ninguna influencia lunar, mientras que otros han comenzado a desarrollar ese potencial en nosotros como varones, esto para constituir un constructo de lo femenino perdido, lo que nos dota de mejores posibilidades para atender los misterios universales y ayudar a nuestro desarrollo como raza humana.

 

            

La luna

Y pasa que durante milenios, el desarrollo de lo femenino en el hombre se vio como debilidad, estupidez o derechamente con el adjetivo de afeminado, que pasó a ser un término peyorativo. pero no se considera, que esta parte faltante, como bien lo indica Breton, nos ha llevado a implantar una sociedad humana poco solidaria y participativa, dejando como resultado, inequidad, dolores, guerras, la violencia manifestada en todas sus formas y lenguajes. Las mujeres sagradas, las magas, las curanderas, las sacerdotizas, fueron borradas de la tierra, proiemro por estos hombres-guerreros, para después ser perseguidas por las diversas castas sacerdotales. Como no olvidar el período de la inquisición, donde miles de mujeres fueron quemadas en las hogueras, acusadas de practicar la brujería. La condición de bruja, al servicio de Satanás, nace a fines de la Edad Media y se extiende por todo el tiempo que conocemos como la Edad Clásica que se da inicio con el renacimiento (una época más oscura que el medioevo). De estos tiempos nos llegan los relatos de los procesos inquisitorios y del temible libro conocido como el Malleus Maleficarum o Martillo de las brujas, un texto que indicaba como proceder ante la presencia o sospecha de la existencia de brujería o hechicería. Este libro es escrito en 1486 por el clérigo católico Heinrich Kramer, pues en su primer intento de hacer una persecución de supuestas brujas en la región de Tirol en 1484, fue expulsado por la comunidad, acusándolo de ser un tipo senil e imaginativo. El libro según Kramer sería el manual, para probar que la brujería si existia y por ende, debía instruirse a los magistrados para saber como actuar ante su presencia. Si en el medioevo, se veía a las supuestas brujas como practicantes de una antigua tradición pagana que no revestía mayor peligro, en el siglo XV todo cambió y trajo consigo un acentuado odio hacia ese paganismo, pero preferentemente hacia la mujer que practicaba estas viejas sabidurías, por lo que se constituían en un peligro para la sociedad de claro caracter misógino.
Bueno lo que describía antes, es una suerte de principios negados, que inclusive en la Kabbalah (que significa tradición) aparecen como potestades femeninas, que son pertinentes incluso al mismisimo creador-creadora, donde hay mucho más donde profundizar, pero esto esta bien para empezar. Se dice que el estudio de la palabra del santo bendito Sea, es un camino largo y personal, pues hay muchos conceptos a los cuales se llega por tiempo de maduración de cada persona.

Lo cierto es que esta armonía, que se puede percibir en antiguos textos, casi olvidadod u ocultos, se perdió hace milenios y espera por su vuelta, Esto sucederá en el tiempo que concluya la era del número de hombre, es decir el 666 del Apocalipsis, que es número solar, para que reencontremos la antigua virtud de la diosa-madre (Gaia) y así retornar al número de la mujer en armonía con el solar. Este otro tema lo veremos en el siguiente número.

 

(1)   Según las leyendas medievales occidentales es un demonio que toma la forma de una mujer atractiva para seducir a los varones, sobre todo a los sensibles, a los adolescentes y a los monjes, introduciéndose en sus sueños y fantasías.

Escáner Cultural nº: 
151
Maravilloso...gracias, lo compartiré para que se difunda. cariños Maga.
Gracias a ti Maga por leer y difundirlo. Ahora subiré la segunda parte. Un abrazo

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
9 + 8 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.