Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Escultura en espacio público Df - Víctor Castro

Por un mundo con tapitas y con arte. Víctor Castro, escultura social

 

Por: Ximena Jordán. ximejordan@gmail.com

 

El Df y el artista

      Conocer a Víctor Castro es una experiencia singular. Personaje alto y serio, hay un aparente contraste en su personalidad misteriosa pero extrovertida, intelectual pero emocional…es confuso de catalogar. Al  verlo trabajar con niños sorprende por su cercanía y su habilidad educativa hacia ellos. Y hacia los adultos, también. No obstante, Castro es ante todo un artista contemporáneo, de raigambre muy urbana en estilo, estética y discurso. Aterrizado con la realidad y con los problemas de su entorno, Víctor Castro trabaja, en este momento, en la ciudad de México.

      La ciudad de México, también conocida como "el Df", sufre de un evidente problema de disposición de residuos sólidos. Los depósitos no dan abasto, y esto, lamentablemente, dejó de ser una  amenaza y pasó a ser un hecho. Los depósitos de basura en el Df no dan abasto “de verdad”.

      La carencia de agua potable (entiéndase por esto “tomable”) obtenible directamente desde el grifo (también conocido como llave de agua), produce la sobre abundancia de botellas de agua y de envases de refrescos de todo tipo. Y es que todavía no hay una campaña fuerte del uso de la botella de aluminio o goma, de esa que es re utilizable o re “llenable” múltiples veces desde el garrafón grande. Debido a esta falta de concientización de la población, la mayoría de los ciudadanos consumen bebestibles en botellas pequeñas y desechables; entre estos bebestibles, el más fundamental; el agua. Estas botellas donde viene el agua supuestamente se reciclan, pero son ¡tantas! que ni los depósitos disponibles ni el sistema de reciclado dan abasto con  todas ellas.

     Ante la situación recién expuesta, medioambientalistas hacen alarma, quizásno mucha, hasta el momento, pero tenemos fe en que aumentará. Y artistas como Víctor Castro, hacen arte.

 Materia prima, artista y recolectores 

 

Escultura social y medio ambiental

      Conocí de cerca los fenómenos del arte social y del arte comunitario con la obra del australiano Andrew Rogers. Probablemente no hay aún una definición académica convencionalizada de este tipo de creación artística. No obstante podríamos decir que se entiende como arte social y a la vez comunitario, aquél arte que dentro de su concepto, proyecto y ejecución, involucra la integración de problemáticas y de agentes de ejecución que se escapan de la esfera de lo meramente artístico. De acuerdo con esta definición, los agentes sociales que se ven involucrados en la ejecución de las obras de Rogers son los habitantes locales que poseen autoridad cultural para representar íconos ancestrales en obras de arte de la tierra. Del mismo modo, los agentes sociales involucrados en el planeamiento y en la ejecución de obra de Castro son los consumidores y productores de residuos sólidos - conocidos popularmente como “basura” - que conviven en un espacio medioambiental acotado y determinado, en este caso, por Castro.

      El proceso de ejecución de las esculturas sociales de Víctor Castro consta necesariamente de tres entidades participativas. En el primer eslabón del proceso estamos los consumidores, quienes participanmos de manera involuntaria produciendo la materia prima de la que están hechas las obras de Castro. Después, aparece la acción de los recolectores, quienes reúnen dicha materia prima. La acción de estos dos agentes previos está coordinada por  el tercer eslabón de esta cadena: el artista, Castro, quien crea con "lo usado y lo recolectado" una obra de arte.

      Ahora bien ¿quiénes son los recolectores? Eso depende del proyecto. Victor Castro tiende a elegir a quienes son más propensos a ser sensibilizados hacia el tema medioambiental: los niños. Y es que si bien es cierto la obra de Castro es ante todo escultural social (como su mismo autor la califica) asimismo es escultura educacional, en cuanto despierta la inquietud de quienes no eran conscientes del drama que constituye la disposición de la basura. Problema que se vuelve especialmente avasallador en espacios urbanos en interminable e indiscriminada expansión, como lo son la gran mayoría de las ciudades grandes de nuestra querida Latinoamérica.

 

Lo "usado" v/s lo "recolectado"

      ¿Cuál es el plan entonces? Recolectar aprendiendo y aprender creando. Recolectar siguiendo la motivación de un artista y aprender creando una forma artística junto con él, orientados por él, guiados por él. Aprender que “lo que se hace” con la basura debe estar orientado por una elección tan informada y consciente como la de consumir lo que viene en dichos envases, antes de que estos se conviertan en lo que fácilmente los seres urbanos calificamos como “basura”. Es decir, así como elegimos lo que consumimos pensando en el bien de nuestro cuerpo, debemos disponer de los residuos de nuestro consumo pensando en el equilibrio de nuestro ecosistema.

      ¿Qué es lo que ocurre cuando clasificamos un residuo sólido bajo el mero concepto de “basura”? Lo que ocurre es que del momento en que el envase adquiere esa calidad pasa a ser un desperdicio, algo inútil y por sobre todo, algo que no está bajo nuestra responsabilidad ni bajo nuestro cuidado. Porque claro, nadie quiere hacerse cargo de la basura. De eso tan despreciable se encargan “otros”; entes intangibles, in-identificables y muchas veces inexistentes, quienes supuestamente llevarán la basura a su destino. Destino que es de esperar sea conveniente para el resto de los ciudadanos, pero del cual muy pocos ciudadanos querrían averiguar y hacerse parte.

 Arte, reciclado y pedagogía - Víctor Castro 

      Víctor Castro, en afán por obtener material tanto físico como conceptual para la elaboración de sus creaciones, re-conceptualiza la mente de sus recolectores con respecto a la relación y concepto que tienen acerca de los residuos sólidos. Dentro de esta re-conceptualización, está el convencimiento de que los envases vacíos no son basura; son contenedores sujetos a un proceso de reintegración al medio ambiente. Este proceso ya no es espontáneo ni natural, como sucedía en tiempos ancestrales, cuando estos residuos estaban constituidos solo por material orgánico, tales como cerámica y fibra vegetal, el cual se reintegraba autónomamente al medioambiente una vez que el recipiente quedaba en desuso. Por el contrario, actualmente este proceso de reintegración al medioambiente de los envases en desuso es totalmente artificial. Por esto, debe ser promocionado y facilitado por los mismos consumidores, quienes constituimos el primer eslabón en la producción de residuos sólidos y por ende, deberíamos ser el primer engranaje activo en el proceso de reintegración de estos elementos a su medio.

      Castro, dotado de esa “sensibilidad práctica” (esa que generalmente es privilegio de los artistas) se da cuenta que mientras no veamos estos procesos en “vivo y en directo”, no los entendemos realmente. Por eso, Castro demuestra cómo los envases vaciados de aire (aplastados) ocupan cinco veces menos espacio que los que no han sido compactados, quedando en mejores condiciones de ser reconocidos, almacenados y reciclados. Cuando sus recolectores y seguidores ven esto, no en imágenes sino en tres dimensiones (o incluso en más), lo entienden “realmente”, no solo con la mente (como ocurre con las presentaciones teóricas de este tema) sino con el entendimiento integral de la mente, el alma y el cuerpo. Como consecuencia de este entendimiento, surge en los participantes de los proyectos artístico-educativos de Castro la motivación de convertirse en recolectores; agentes protagónicos del proceso de reintegración de los residuos sólidos.

Recolectores en acciónRecolectores en taller

 

La función recicladora de la belleza

      ¿Cómo lograr hacer atractivo un proceso tan poco promovido como éste? Es decir, ¿cómo hacer que personas de una comunidad escolar, social o municipal, inviertan voluntariamente su tiempo y energía en cooperar con la disposición de la basura? Pues a través del placer estético. La invitación de Castro es a participar en la creación de una obra de arte contemporáneo, así sin más, tan sofisticado como suena y tan complejo como realmente lo es. Quienes no son artistas de profesión (como yo) se sienten inevitablemente envueltos por esta idea. Y es que el arte es el producto de la magia creativa del pensamiento y como tal, produce tal inexplicable satisfacción a nivel sensorial y mental, que el tener la oportunidad de ayudar a crearlo genera curiosidad y mueve la voluntad hacia lo desconocido, hacia lo que esos seres llamados artistas hacen constantemente y que sabemos viene de mentes tan normales como las nuestras, solo que Escultura social - Víctor Castroprogramadas en otra dirección. Castro invita a sus recolectores a tomar dicha dirección bajo la guía de él como artista. No obstante, las ideas que van surgiendo en las mentes de cada uno de los recolectores obtienen también su merecido protagonismo al ser documentadas para su posterior disfrute, análisis e investigación.

      La obra de Castro integra arte y educación en la creación y en la contemplación de una obra escultórica. Asimismo, la participación social, la crítica social, es decir, la capacidad de tomar distancia con respecto a lo comúnmente establecido con el objetivo de tomar decisiones personales que rompan el mantenimiento de cadenas conductuales nocivas para la sociedad, y la adopción de comportamientos benéficos para la comunidad son también factores integrantes de la obra de Castro. Como en el arte de acción, el proceso de planeamiento y ejecución de la obra es tan importante como el resultado artístico en sí. No es este un arte “por el arte” sino que es un arte porque a todos nos importa y nos favorece...el arte

      Y como corolario, queda la obra misma. Emplazada en un espacio de dominio público, trasciende y alcanza a quienes no tuvieron acceso al proceso de creación. Como buena obra de arte contemporáneo, esta obra no se entiende con tan solo mirarla, aunque sí atrae al divisarla porque atrae a unos espectadores por lo “linda” o bien intriga a otros observadores por lo extraña, por lo curiosa, por lo graciosa o por lo intrigante.

     Como producto de esta acción medioambiental, queda el arte, por el arte.

 

 

 

Ximena Jordán

Master in Art Curatorship, Melbourne University

Licenciada en Estética PUC

ximejordan@gmail.com

 

Imágenes: http://www.soyunrecolector.org/ (autorizadas por el artista)Referencias: http://www.soyunrecolector.org/ y conversaciones con Víctor Castro

Contacto Víctor Castro: vacastro11@gmail.com

Blog oficial del artista: http://www.soyunrecolector.org/

 

 

Powered by Qumana

Gracias por un artículo interesante, he disfrutado de la lectura. Voy a volver más tarde para leer más. Tenga un día hermoso Blog
Increíble………¿Donde lo contacto? Puedo incluirlo dentro de proyectos en mi comunidad. Necesitamos más personas como Víctor Castro para que sensibilice no solo a niños y ¡que mejor manera que con arte! ¡Felicidades!
En verdad que el arte cumple distintas funciones en una sociedad, y la escultura social creada por Víctor es prueba de ello. A través de la re-utilización de este tipo de material se recicla y se fomenta en la sociedad una cultura ecológica, pero además se crean obras artísticas que logran sensibilizar y concientizar a la comunidad. Excelente trabajo.
La actividad artística de Víctor Castro se entiende claramente como una invitación, un llamado, una propuesta de regeneración socio-ambiental. Muchos aspectos más quedarían pendientes por cuestionar, regenerar y recuperar. Castro en este momento ha puesto la mirada en el reciclaje de recipientes cuya utilidad es efímera;que decir de los desechos industriales de cualquier índole, el que se nos ocurra; pasan por la misma suerte; los convertimos en basura sin reparar en los daños colaterales irreversibles a corto, mediano y largo plazo. Castro propone a través del arte una conducta educativa y regeneradora.
La creación de arte con reciclaje es un verdadera maravilla y lo que hace Víctor esta genial,hacer que el ser humano tome consciencia sobre el gran daño irreversible que le estamos haciendo a nuestro planeta requiere de mucho trabajo y esfuerzo, el con sus obras por lo menos atrae visualmente al espectador (Esperando tal vez que este se de cuenta de lo que le estamos haciendo a nuestro abitad) y sobre todo lo mas importante enseña a los niños que son la base para mejorar nuestro medio ambiente a que participen y se enseñen a reutilizar lo que desechamos.
El arte siempre despierta la curiosidad de las personas y que ejemplo que el arte socialista y en especial el reciclado. Me gusto mucho la forma en que uno puede generar arte con cualquier cosa y demuestra que todos podemos ser grandes artistas, esta idea de reciclar es muy interesante y podemos aplicarla a nuestra vida personal y profesional. Felicidades al artista. Me uno a su forma de pensar.
Arte en reciclado significa revolución, pero al mismo tiempo es sinónimo de libertad de expresión. Entiendo en su totalidad lo que hay detrás del trabajo de Víctor. Comprendo lo que lo motiva al ver la alegría y asombro en los rostros de los espectadores. Aun queda mucho por hacer, vencer los obstáculos de educación y de cultura social. Felicito de forma inconmensurable a mi colega Víctor.
La escultura-social que realiza Víctor Castro tiene una inclinación para concientizar en un contexto determinado, es decir bajo un lugar en donde intervienen diferentes agentes y situaciones que hacen propicia dicha dinámica. Esta acción de concientización se enlaza en un punto social y estético, lo que forma una extraña combinación; Víctor señala en otras entrevistas que lo que realiza no es “reciclado”, en el sentido de que deja las piezas con las que trabaja (tapitas de botellas, botellas, étc.) casi sin cambios, sino que debe seguir manteniéndose como arte, no es sólo una expresión a la concientización sino que ello es una derivación de su trabajo, de igual forma este no tiene una “utilidad” en sí, pero sí de manera derivativa; su arte es selectivo, una “ayuda” a cualquier recolector al cual pueda servirle, incluso otro artista. Las piezas que usa son simples y pequeñas, conjuntas y expansivas en órdenes matemáticos, no sé si pueda conmover a alguien con lágrimas o intrigarla, pero definitivamente impresiona su trabajo de concientización y el uso de matemáticas que conlleva su labor.
La actividad que realiza Víctor Castro busca un fin social, en específico concientizar a la sociedad o a la comunidad de los problemas ecológicos que actualmente se tiene en muchas o en todas las partes del mundo, donde pide que reflexionemos sobre la responsabilidad que se tiene en la reintegración de la llamada basura al medio ambiente. Es un tipo de arte que extrañamente conlleva la participación activa de los demás para la creación artística que se engendrará en una sola persona, el artista, quien dará forma y esencia a la obra de arte. Asimismo se logra observar la influencia minimalista en su arte, en la forma en que de una manera tan sencilla, es decir, con materiales tan simples o básicos, puede realizar una escultura. Aunque en lo particular algunas de sus obras de arte no me gustaron, me parece una buena idea la concientización y educación ecológica.
La propuesta de Víctor Castro nos muestra el quehacer actual del artista plástico comprometido en la transmisión de valores y en el desarrollo de una conciencia ecológica, sobre todo influyendo en las nuevas generaciones. Cada vez vemos más el uso de materiales de "desecho" dentro de este ámbito, permitiendo la sensibilización de nuestros sentidos, al moldear materiales de uso cotidiano y transformarlos en objetos muchas de las veces efímeros. Estoy de acuerdo con el vínculo que hace del ARTE-EDUCACIÓN pues lo que necesitamos es una participación activa, efectiva y consciente en la problemática social de la generación irresponsable de basura.
La creatividad del ser humano se ve reflejada en obras como la de Víctor Castro, el compromiso del artista con el entorno ecológico se refleja en el vínculo que establece con el ARTE Y LA EDUCACIÓN, promoviendo el uso de materiales reciclables o "basura" para la construcción de obras escultóricas con la finalidad de sensibilizar a la sociedad, invitándola a participar activamente en conductas de transformación que nos permitan tener un equilibrio con el entorno natural.
Me encanta, siempre eh pensado que la cuestión ecológica es muy importante, pero es mas valioso cuando una persona toma cartas en el asunto y lo plasma o lo transforma en arte de esta manera. gracias!!Víctor!! Felicidades
Es interesante que al crear obras de arte también se pueda contribuir de manera directa en la solución de problemas, en este caso ambientales como es la acumulación de desechos sólidos y que además de eso cualquier persona pueda ser parte de este tipo de obras. Lo que me hubiera gustado es que en el artículo aparecieran más imágenes de las obras de arte de Víctor Castro.
Francisco Javier González G. Quiero iniciar mi comentario abordando el aspecto social de esta labor.No hay duda alguna del valor positivo de las acciones propuestas para sensibilizar a la comunidad en torno a la generación de residuos la forma que esto afecta a la vida misma y la falta de control que tenemos como sociedad ante el problema. Aunque desde mi punto de vista,en este trabajo la comunidad solo tiene un participación recolectora, ya que no me queda clara la particiación en el proceso creativo...en suma, buena labor pero limitada para referirla como arte comunitario. En segundo lugar me referiré a la obra artística de Victor Castro, que me parece queda pobremente expuesta, esto es, yo no logro tener una imagen clara del trabajo del artista. No tengo elementos suficientes para valorarlo. Finalmente, el artículo en si me parece sin la solidez suficiente para encuadrar el tema del arte empleando materiales de desecho, termina siendo redundante al tratar de perfilar la problemática, conocida por todos, queriendo dejar claro que es un grifo o agua potable para despues dejarnos el concepto de "bebestibles" con el cual termino por declararme un ignorante. Perdón, pero no me gustó
no entiendo que paso.. despues de una hora escribindo... no se guardó.. y lo perdi... no entiendo parece un boico...
sigo sin etender.. ¿quépasó??? toda una novela y despues nada... soy pancho y estoy frustrado
Involucrarse en el arte social, implica no solo observar un proyecto artístico sino crear conciencia a través de acciones concretas que permitan solucionar problemas y transformar nuestro entorno. Además me parece muy interesante la creatividad que imprimen los artistas al utilizar material que para otros solo es basura, como este caso conozco a una a artista que trabaja con papel de cualquier tipo, el que los demás desechan y su trabajo es realmente impresionante.
gracias por compartir la experiencia de conocer a Víctor Castro y a su obra, es verdaderamente una buena idea formar a través de la habilidad educativa, la conciencia y el cuidado del medio ambiente, mencionando que lo que se denomina basura, puede construirse en una interesante obra de arte, fomentar la cultura social de manera que las personas sensibilicemos actos que puedan mejorar una calidad de vida, así como la recolección, pero en mi caso me agradaría la idea de que espectadores puedan formar también parte de la creación de obras de arte permitiendo que se involucren y tengan a bien continuar con el cambio de idea que hay arte en lo que la mayoría cree que es basura.
Para algunos los deshechos son basura, para otros afortunadamente son materia prima que transforman para darle al mundo un doble mensaje, por un lado el de la invitación de la conservación del medio ambiente y por el otro que el arte y las artes no tienen límites, para que puedan ser expresadas. Víctor Castro, es un ejemplo de ello, artista contemporáneo que vincula arte y educación, su preocupación se deja ver a través de lo leído, tanto es así que su creación se podría pensar que va dirigida a todos, sin embargo en primer instancia es a quienes son más sensibles, es decir a los niños un público que por su naturaleza es más receptivo. La siguiente se queda como un andamiaje de reflexión. “Recolectar aprendiendo y aprender creando”. La sensibilidad y preocupación de Castro permite retomar intereses que por la misma dinámica de vida se quedan olvidados por un momento, pero es tiempo de retomarlos.
Es interesante como una persona le interesa el bienestar de los demás ya que se preocupa por el medio ambiente, siendo que esa tarea debería de ser para todos los que integramos y ocupamos el ambiente, uno de los factores importantes es como con el reciclado hace arte. me gusto la lectura ya que trata de consientizar a las personas de que cada día mas estamos rodeados de basura, me gustaría que a mas personas así como Víctor Castro se interesaran por hacer arte con materia que se pueda reutilizar, seria impresionante.
Victor Castro (artista contemporaneo) La Cd de Mexico con problemas de disposicion para los residuos solidos, ante esta situacion el artista Victor Castro hace arte (a partir de estos residuos conocidos popularmente como basura) probablemente aun no hay una definicion academica de este tipo de creacion artistica. Como arte social y a la vez comunitario. En el proceso de recolectar aprendiendo y el aprender creando, a su mismo tiempo apoyar al equilibrio del ecosistema. Martha Beatriz Coronel Raymundo
Arte y educación una excelente combinación. La obra artística-social de Víctor Castro contribuye a la conciencia activa de las personas de las cuales hay que aprender mucho: los niños; y de paso remueve estructuras mentales de los más rígidos: algunos adultos. Afortunadamente muchos artistas urbanos y plásticos están mirando hacía lo ecológico y generando la conciencia por revivir a el planeta a costa del mismo ser humano. Educación y arte se entrelazan de manera interesante...
La lectura revisada en esta ocasión me hizo recordar mis andanzas en el nivel preescolar. Hablar de creaciones artísticas con taparoscas es una habilidad desarrollada en este nivel, los niños las utilizan como carros, recipientes, figuras de ensamblaje etc. con este sencillo recurso que utilizado como instrumento pedagógico y didáctico, lo0s menores echan a volar su imaginación y creatividad. Aunado a ello se les inculca el amor por la madre tierra y el cuidado que ésta se merece y podemos darle. Para mi gusto lo expuesto por Victor Castro, carece de elementos para considerarlo un producto artístico, lo retomaría más como un contenido didáctico y expositivo en pro del cuidado del medio ambiente.
Esta iniciativa artística del escultor Castro es sin duda una forma donde el arte es ese producto de la magia creativa del pensamiento. Por ello tanto para los que visualizan la obra como para los que participan en la obra y para él artista creador produce una satisfacción a nivel sensorial y mental, quizá es por ello que esta abra esta denominada escultura social. Así mismo, y ami particular punto de vista hay una importancia secundaria, que no por ser secundaria sea menos importante es que detrás de ello hay una educación ambiental sobre la recolección de "pet" y esta cultura ambiental que tanta falta le hace a ciudades como la nuestra.
La consonancia de arte y educación en la gran metrópoli mexicana a través de la obra de Castro, genera no solo consciencia ecológica sino que además matiza a sectores de la sociedad como agentes productores de esculturas que no solo se identifican sino que viven la creación de la obra. Felicitaciones.
el arte en sociedad inconsciente,muchas veces contribuimos en la elaboración de artes con objetos que nos parecen inútiles o simplemente desechos pero en realidad el artista simplemente lo coloca en el lugar adecuado realizando la transformación de dicho desecho en una asombrosa escultura de arte.
La propuesta artística de Víctor Castro es interesante y de gran valor; entrelazar los tres elementos básicos de una obra de arte; materia, contenido y forma con la participación de la comunidad, en este caso infantil, para crear juntos la obra y lograr con ello generar conciencia en una problemática socio-cultural de alcance global como es la "contaminación medioambiental por el mal manejo de los residuos sólidos constituidos por plástico". Su trabajo rompe la barrera entre el arte y el público de manera lúdica, con un alto contenido ecológico, educativo, reflexivo y crítico.
Me resulta muy significativo la labor de este titan, y lo catalogo así por que cambiar el paradigma de algo tan insignificante para algunos, y darle un sentido de propiedad y proyección, es cosa que no cualquiera lo logra. mirar en algo que para otros es basura ver el sentido de reutilizable, de objeto vivo dentro el fascinante mundo de la imaginación, lo cual lleva a el artista en turno a mostrar un mundo donde se retrata desde otra perspectiva la gran vorajine de nuestra sociedad, que esta en un constante va y ven y lo que se desprende de ella sirve para montar una imagen dimensional de objetos reutilizables.
Lo que me llama la atención del texto es cuando Victor Castro hace una descripción de lo que es el placer estético, esta experiencia de satisfacción sensorial y mental; y el que pueda lograrlo comunitariamente es digno de admiración ya que la voluntad del artista de poder hacer partícipe a todo un grupo de personas en la creación de una obra de arte y además acompañarlo de la concienciación sobre el medio ambiente promueve cambios de dirección (como él lo llama) colectivos, que son herramientas que nos hacen falta para poder trabajar en equipo a nivel local, y nacional.
Es importante concientizar a la población de los graves problemas medioambientales por lo que esta pasando el mundo entero por eso la obra de CASTRO refleja una realidad y se pone atrabajar principalmente con niños a través de su plan " RECOLECTANDO APRENDIENDO Y APRENDER CREANDO" y es como logra crear su obra con las tapitas de refrescos, aguas etc, que en este mundo globalizado nosotros mismos creamos y consumimos es por ello que castro trata de fomentar una cultura social quitando de la mente que esas tapas son solo basura.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
4 + 6 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.