Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Responder al comentario

Invitado

 

 

 

POR QUÉ LEER A DANIÍL KHARMS
 

Editor de la colección Satura Traducciones: Tomas Browne Cruz , hace la poregunta al traductor.

Respuesta del traductor Simón Tertychniy
 

El editor del libro que en este instante usted sostiene en sus manos me preguntó por qué uno debe leer a Kharms. Por días no podía idear una respuesta definitiva. Por días deambulé pensando en las respuestas posibles. Verdaderamente, ¿por qué leer a Kharms? ¿Qué ofrece al lector, con qué lo atrae, cómo lo atrapa? Después de darle muchas vueltas al asunto, llegué a ciertas conclusiones. Una de ellas es que los textos de Kharms, de los cuales la presente traducción es una ínfima muestra, son divertidos, vibran con humor caracterizado por la crueldad e anampatía. La risa nos permite evadir el indudable horror de los hechos. A la vez, es una hilaridad incómoda provocada por un choque repentino de lo conocido y posible con lo profundamente raro, ajeno e impensable. En general, la colisión es un tema recurrente. De esa manera, se encuentran personajes cotidianos y literarios, la abstracción y lo concreto, registro formal con groserías, lo ridículo con lo trágico, lo rutinario con lo excepcional. Se podría denominar este estilo como el realismo absurdo. Además, leyendo los textos sentimos que el autor percibe la palabra como un acto mágico, un acto que invoca poderes ocultos y que produce un efecto particular sobre la realidad (véase Sucesos no. 15, 17 o 21). Confiando que el autor mismo cree que las palabras pueden afectar al mundo directamente, consideremos el efecto que nos causa la lectura de los cuentos de Kharms, esa mezcla de duda y curiosidad que uno siente dando vuelta la página. He aquí mi segunda conclusión: aparte de lo literal, lo explícito de los ‘sucesos’ propiamente tal, se siente una sugerente presencia constante de otro corazón que late justo detrás de las palabras, de otro significado místico y profundo. Los cuentos están estructurados como unos pequeños mecanismos armados con el fin de ser causas de una reconsideración completa del mundo convencional. Los escritos de Kharms nos hacen dudar de lo que, sin duda, es. Y en ese contexto, nuestra risa nerviosa es una afirmación de que lo que ocurre en el cuento forma parte de lo normal, porque en el caso contrario provocaría angustia aguda. Es lo único que podemos hacer frente al absurdo, lo que por definición no tiene sentido, que nos resiste y que en consecuencia debe provocar el temor razonable de que todo lo que vemos, escuchamos o hacemos lo entendemos mal, de una manera incorrecta. Por lo contrario, si presumimos que lo hemos entendido bien, es la realidad que esta fracturada y que desafía a la comprensión. Es la potencial ausencia de sentido que tanto descompone al lector. La individualidad con su característico intento de relacionar todo con la experiencia propia entra en un conflicto con la realidad del cuento. Reiteradamente, lo que ocurre en los textos de Kharms nos descoloca, nos hace vacilar, nos deposita a las puertas de nuestros edificios con ojos libres de las rejillas de todo patrón dejado por lo antepasado, por lo que habíamos creído entender. La lectura nos deja en la puerta, a la espera de que ocurra algo que no podemos esperar. Esta apertura a lo inexplicado y lo inexplicable me parece una razón válida para leer y releer Kharms.

* Imagen de la portada: Daniíl Kharms como su hermano imaginario, Iván Ivánovich

 


Firma de Daniíl Kharms
 

El cuaderno azul Nº10


 

Había un hombre pelirrojo que no tenía ojos ni

orejas. Tampoco tenía pelo, así que lo llamaban

pelirrojo teóricamente.

El hombre no podía hablar, ya que no tenía boca.

Tampoco tenía nariz.

Tampoco tenía brazos o piernas. Ni estómago, ni

espalda, ni columna vertebral, ningún órgano interno. ¡No tenía nada!

Por lo tanto, no está muy claro de quién se trata.

Sería mejor que no hablemos más de él.
 

<1937>


 

Cuatro ilustraciones de cómo una idea nueva deja aturdido a alguien que no está preparado para ella


 

I

Escritor: Soy escritor.

Lector: En mi opinión, eres una m****a.

(El escritor queda paralizado un momento y cae

muerto al suelo. Su cuerpo es retirado).

II

Artista: Soy artista.

Obrero: En mi opinión, eres una m****a.

(El artista palidece instantáneamente

vacila un momento y como un brote frágil en el

viento

expira inesperadamente.

Su cuerpo es retirado).


 

III

Compositor: Soy compositor.

Vanya Rublyóv: En mi opinión, eres una

m****a.

(El compositor, respirando con dificultad, se

tumba como un saco en el suelo.

Su cuerpo es retirado inesperadamente).


 

IV

Químico: Soy químico.

Físico: En mi opinión, eres una m****a.

(Sin decir una palabra más, el químico se

derrumba).


 

<13 de abril, 1933>


 



 

Daniíl Ivánovich Jarms 30 de diciembre de 1905 - 2 de febrero de 1942) es un escritor satírico ruso de la época soviética que se incluye dentro de la corriente del surrealismo y el absurdo. Es un de los fundadores del OBERIU (1920).

http://es.wikipedia.org/wiki/Daniil_Jarms



 

Chancacazo Publicaciones Ltda.

Santa Isabel 0545, Providencia, Santiago de Chile
 

contacto@chancacazo.cl
 

www.chancacazo.cl


 

Editor de la colección Satura Traducciones: Tomas Browne Cruz
 

Diseño y diagramación de la colección: Alejandro Palacios Anguita
 

Traducción: Simón Tertychniy
 

 

Chancacazo Publicaciones es una editorial expresiva, cuyo objetivo primordial es la publicación y divulgación de escrituras significantes, tanto textuales como gráficas. El criterio de lo significante radica en el ser humano, en su urgencia creativa y de comunicación. Chancacazo Publicaciones, bajo esta enseña, se incrusta en el medio cultural como una plataforma de participación y realización individual y colectiva.

Escáner Cultural nº: 
163

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
6 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.