Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Responder al comentario

Arte y lenguaje Como era de esperar, han surgido opiniones –y digo bien– cuestionando la exposición que he presentado acerca del lenguaje del arte, una cuestión de la que, por cierto, hay en Google noventa millones de referencias, señal de que no soy la única persona que defiende esa interpretación. 1º.- Dicen que el arte no es un lenguaje, pero no han sido capaces de dar una definición del arte, entonces, ¿cómo pueden afirmar que el arte no es esto o aquello si no saben si es una cosa o la otra? Lo aclaramos: No pueden hacerlo en el mundo del conocimiento, pero, en su mundo social, pueden hacer lo que quieran. 2º.- Estos sabios actúan de forma irreflexiva y no se percatan de la contradicción en la que incurren con su crítica, a saber, ponerse a hablar de lo que no saben mientras acusan de ignorante al contrario, por lo que corren el riesgo de salir malparados intelectuialmente. Un sabio que comete este error de cálculo ¿Podría algún día llegar a establecer la verdad del arte? Solo por una afortunada casualidad. 3º. - Nuestros sabios siguen haciendo distinción entre el arte tradicional y el moderno. No se han enterado de que son la misma cosa, porque el arte es una “cosa” –y, por eso, se puede definir. Además, una vez que se conoce su naturaleza, se ve que no es tan difícil interpretar el arte moderno (solo lo es por la variedad tan enorme de estilos existentes) y que el arte del pasado, también, requiere de una interpretación, pues que sea identificable lo que se ve no significa que se haya llegado a comprender su origen; el arte figurativo es más que imitación, la imitación es un medio. Aun sabiendo que es inútil pretender darles razón de nada, daremos alguna más: Lo que no es condición del arte, ni del actual ni del pasado, es ser corrosivo. La corrosión es la intención del artista que solo se puede lograr si, mediante la obra, es posible trasmitir su opinión. ¿Que la comunicación exige una respuesta? Y cuando un cartel dice Zamora, bar, teatro, ¿qué respuesta espera el creador de esas señales? Por otra parte, la función, o sea, el uso (para qué), nada dice de su naturaleza (qué), a eso se le llama confundir churras con merinas, y aquí los sabios nos demuestran su poca claridad de ideas. En contra de las corrientes actuales que declaran que la belleza no es condición del arte, otros nos dicen que, en el arte, prima la función estética; sea o no cierto, nos remitimos a lo dicho sobre la distinción entre la función y la naturaleza. Y, en definitiva, si el arte no es comunicación, ¿cómo es posible el espectador? Como vemos, los sabios tienen dificultad hasta para realizar simples descripciones con precisión. En el estudio del arte que hacen los sabios ¿no será que lo que falta es un “sistema de análisis” adecuado, o, más bien, que lo que sobra es tanto sistema? Con estos lastres en sus alforjas, es imposible que puedan iniciar la búsqueda de la verdad, pero hablan de ella como si la conocieran y dando por sentado que nosotros la ignoramos. A pesar de todo, los sabios pueden dormir tranquilos, la sociedad está organizada de tal forma que defiende a todo aquel que ostenta un cargo y a quienes respaldan las verdades sociales para que nada cambie y ellos puedan mantener sus privilegios

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
4 + 5 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.